Empleo - 8 tips para afrontar un despido

Empleo – 8 Formas de afrontar la pérdida de tu empleo.


Aunque parezca difícil la afirmación que te propongo, pese a las emociones que nos invaden en ese momento de saber que “nuestros servicios ya no son requeridos por la empresa”,provocando que se fracture nuestra auto confianza; atacándonos la incertidumbre por nuestro futuro (sobre todo si tenemos cuentas por pagar); existen formas de sobrellevar este cambio radical, siendo el mejor momento para hacernos más creativos y ser más productivos para nosotros mismos, ¿Quieres saber cómo?, pues déjame darte estos consejos que te pueden ayudar plenamente a afrontar la pérdida de tu empleo.

Hoy en día; sobretodo por la situación económica de varios países, es muy frecuente escuchar que algún amigo nuestro, familiar o conocido ha sido “separado de la empresa”, y la primera pregunta que le lanzamos (y a veces imprudentemente): Ahora ¿Qué demonios vas a hacer? ya que tienes cuentas, familia, la hipoteca, la comida… en fin, un sin número de conflictos que empiezan a “llenarle” la cabeza, obligándolo a buscar respuestas de donde no hay.  Sin embargo, ¿Qué pasa si a quien despiden es a ti?¿Serías capaz de entrar al despacho de tu ex jefe y decirle hasta de lo que se va a morir? o ¿Mermarías tu auto confianza, a tal grado de ya no creer que podrás encontrar empleo?.  Dilema ¿Verdad?.

Lo bueno es que para cada tormenta hay una solución para mejorar totalmente pero antes, debemos cumplir con ciertos procesos de “duelo” para encaminarnos hacia nuestros nuevos retos.

1. Date un respiro, y llénate de una actitud de triunfador.

Al leer este enunciado debes estar pensando que se me “cruzaron los cables” o que no me doy cuenta de tu situación, en realidad, quiero que tú te des cuenta de lo que es real;  al momento de anoticiarte de tu pérdida de empleo, estás quedando libre (deja por un momento las cuestiones sobre las cuentas y deberes futuros, ya veremos como afrontarlos más adelante); se te está dando la oportunidad de ser tu mismo una vez más; ser un líder, que ahora podrás replantear sus objetivos a un nivel mayor, pero para ello debes mostrarte, y mostrar a tus compañeros y superiores; “el agradecimiento por la confianza depositada”.  Te hablo de cerrar ésta etapa de tu vida laboral de una forma más saludable.

Al cerrar de manera más saludable, estas demostrando liderazgo y confianza aún más valiosa, el hecho de agradecer a tu jefe por su fidelidad, estás creando un vinculo de amistad e igualdad que te posibilita plantear un posible retorno, y mejor aún, estás preservando lo mejor posible tu auto confianza; que es la primera en desmoronarse, en especial si buscamos la razón de nuestro despido, pues siempre terminamos echándonos la culpa.

2. No olvides a tus compañeros de trabajo.

Los lazos que puedas hacer en tu antigua oficina, pueden permitirte tener oportunidades nuevas de trabajo, no necesariamente en la empresa, sino en nuevas situaciones como ser: el ascenso de alguno de ellos o de aquel emprendimiento que alguna vez te mencionaron; no desestimes ninguna posibilidad.  Yo que tú, voy reencontrándome con ellos y dejándoles vías de comunicación para mantener contacto, tarde o temprano, tú podrás echarles una buena mano o ellos a ti, en búsqueda de nuevos retos.

3. Descansa, re organiza tu tiempo y recupera a los tuyos.

Los primeros en ser sacrificados por tu empleo son nuestros familiares con el clásico: “estoy cansado” o “no tengo tiempo”, pues mi querido(a) amigo(a) esta vez tendrás tiempo de sobra, te lo digo con el afán de retomar y fortalecer los lazos para tu bien.  Ya sean tus padres, hijos o esposa(o); uno de ellos se acercará a ti a consolarte y a recordarte el por qué de tu motivación, por eso es importante; como en la mayoría de las pérdidas, que te des un “tiempo de duelo” (15 días es suficiente) y eso tan valioso que se lo dedicaste tanto a la empresa, y que ahora debes dedicar a tu familia.  Hablo del tiempo.

4. Haz ejercicio.

Viste como está la panza por comer los sándwiches de la señora que vende en la oficina, pues es hora de reducirla; más que por un tema de salud, por un tema re energización (una palabreja complicada pero válida). Hacer ejercicio te permite mejorar el carácter, la disciplina y la toma de decisiones, sobretodo, tu autoestima; fluye mejor tus ideas; reduce drásticamente la depresión, en general, mejora tu bienestar.  El periodo de inactividad física gracias a los arduos días en la oficina han acumulado en ti, el estrés acumulado en tu ser fue liberado como un rebaño de ovejas locas en tu cuerpo en el momento de darte la mala noticia.  El ejercicio físico te permitirá “arrearlas” recuperando más fácilmente el control.  Te recomiendo:

  1. Al despertar tomar 4 vasos de agua a temperatura natural con una pizca de limón (no sabes lo bueno que es para desintoxicar el cuerpo y corregir la acidez del estómago).
  2. Trotar por la mañana al menos unos 5 km. Tres veces por semana al menos.
  3. Luego de la actividad un desayuno balanceado y nutritivo.  Evita las grasas saturadas.
  4. Evita rotundamente el cigarro y el alcohol, son depresores y lo que queremos es que elimines la depresión.
  5. Si no tienes alguna actividad planeada como estar con tus hijos por ejemplo, sal a caminar al menos 30 minutos, esto te ayudará a fluir tus ideas como también mejorar tu circulación sanguínea.  Ya verás como la creatividad empieza a manifestarse otra vez.
  6. Duerme lo suficiente y a la hora de acostarse

5.  Networking.

Quizá ésta palabra te suene a una labor de Marketing On Line o de especialistas en SEO, pero en realidad se refiere a estrechar los vínculos descuidados, por ejemplo puedes reencontrarte con  amigos que no viste hace tiempo, también es bueno que hagas nuevos contactos que tengan que ver con tus actividades, mencionarle tus ideas, escuchar las suyas.  No solo te permitirá mejorar tu autoestima, sino que estás “sembrando oportunidades” que a corto o mediano plazo te van a beneficiar, más aún si decides emprender con algún negocio propio.

6. Estudia y refuerza tus habilidades.

La rutina laboral nos obliga a descuidar algunas fortalezas que hacen de ti alguien único, y las veces que te pusiste a estudiar algo fue más por cumplir con la empresa o con los objetivos del empleo, pues ahora te toca recobrar lo que tú crees que es tu “plusvalía”.  Especialízate en aquello que te apasiona y que, en un futuro próximo quieras aportar; aprende otro idioma o vence al “fantasma del no puedo” en aquel programa que se te hacía difícil dominar (Aún más si eres diseñador o animador o cualquier rama creativa, en fin; en el oficio en el que desempeñas) ya verás que a la hora de rearmar tu currículum no sólo aumentarás tu historial de empleo, sino que demostrarás que tienes más valor laboral que antes y que estás actualizado, es como aquel (aquella) que termina una relación que le rompió el corazón, se mete al gimnasio y mejora su aspecto (cuantas veces no hicimos eso de jóvenes) consigues otro(a) novio(a) mejor y por azares del destino te encuentras en la calle con el(la) ex; que linda sensación la que se produce cuando ves la cara de menso(a) al saber lo que se perdió, al haberte hecho un lado, ¿No es cierto?.  Agarra ésta frase que un héroe indígena de mi país dijo al verse acorralado (Tupak Katari) “Volveré y seré millones”, millones de dólares o de oportunidades laborales, ya eso depende de ti.

PD: No intentes estudiar o hacer de todo, enfocarse y especializarse en algo concreto, hoy las empresas y los clientes buscan expertos que puedan obtener buenos resultados en una materia específica.

7. Diseña tus objetivos:

Ya una vez reconstituido interna y mentalmente de ese momento que ya no vale la pena recordar, plantea y planifica cuál es el empleo que deseas, cuánto quieres recibir, dónde quieres trabajar o por último crea estrategias para lanzarte en un emprendimiento.  Lo importante es que tendrás la mente más relajada y fluida para realizar las acciones específicas para obtener los mejores resultados.  Sé constante y nunca te rindas; tal vez tardes un poco, pero ya verás que lo lograrás si te comportas fuerte y decidido.

8. Sonríe.

Éste consejo lo tomo de un apartado que leí cuando estaba investigando y experimentando todo lo que te mencioné hasta ahora (¿Qué crees? a los directores también los despiden) y me pareció un gran consejo y es simplemente: Sonríe.  Con ello demuestras carisma, simpatía; entusiasmo y que es fácil tratar contigo, tú te vas a sentir bien contigo mismo y te digo un secreto (que no tiene nada de secreto) los reclutadores y clientes contratan más a personas con una sonrisa plena y sincera. Tomalo en cuenta en tu próxima entrevista de trabajo.

¿Qué te parecieron estos consejos?, dudo mucho que alguno te parezca descabellado porque en realidad, no tiene nada de loco demostrar que eres una persona que no le tiene miedo al fracaso, que confía de sí mismo y qué es capaz de todo por seguir creciendo en la vida.  La actitud positiva que puedas construir es la “punta de lanza” que te presentará al mundo y que te permitirá tener mayor número de proyectos y/u oportunidades de trabajo.  Hoy los empleadores quieren gente tenaz y que demuestren liderazgo, tú lo eres, por algo buscas como superar este mal momento, para “volver y ser millones”.

Mucha fuerza y que estas palabras te hayan servido, compártelo si crees que puedan ayudar a alguien que está en esa situación en la que tú ya no estarás.  Ve y comete al mundo.

Por:  E. Omar Barrientos Ch.


About vlognroll

Son ya 18 años que voy apasionado con la producción audiovisual, en especial con la Post Producción, rama que me permite plasmar mi imaginación en una secuencia de imágenes a 24 cuadros por segundo; compartirlo contigo y ser parte de una comunidad de amantes del cine, vídeo y todo aquello que pueda hacer que sueñes y puedas hacer realidad aquellos sueños, se ha convertido en la meta a seguir en Vlog N' Roll.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *